Novedades

Mejoras en la Propulsión Iónica Para Alargar la Vida Util de Satélites

Mejoras en la Propulsión Iónica Para Alargar la Vida Util de Satélites
Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia (Georgia Tech) ha recibido una subvención de 6,5 millones de dólares para desarrollar componentes mejorados que aumenten la eficiencia de los sistemas de propulsión iónica (conocida también como propulsión eléctrica) utilizados para controlar las posiciones de los satélites y las sondas planetarias.

Para mantener sus posiciones en el espacio o para reorientarse, los satélites deben utilizar pequeños propulsores químicos o eléctricos. Los propulsores alimentados eléctricamente usan electrones para ionizar un gas inerte como el xenón. Los iones resultantes son luego expulsados del dispositivo para generar el empuje.

Centrándose en cátodos mejorados, la nueva investigación reduciría el consumo de propergoles en satélites comerciales, gubernamentales y militares, permitiéndoles permanecer en órbita más tiempo, ser lanzados en cohetes más pequeños o más baratos, o llevar más carga útil. Bajo los auspicios de la DARPA, una agencia para el desarrollo de tecnologías avanzadas, dependiente del Departamento de Defensa estadounidense, el proyecto de 18 meses tiene por objeto demostrar el uso de los cátodos perfeccionados en los propulsores de efecto Hall.

Mitchell Walker, profesor en la Escuela de Ingeniería Aeroespacial del Georgia Tech, es el investigador principal del proyecto.

Alrededor del 10 por ciento del propergol llevado al espacio a bordo de satélites que utilizan un sistema de propulsión iónica es esencialmente desperdiciado en el cátodo hueco que forma parte del sistema. Usando emisión de campo en lugar de un cátodo hueco, es posible desplazar a los electrones desde los paneles de cátodos hechos de nanotubos de carbono sin desperdiciar propergol. Esto extenderá la vida útil del vehículo mediante el uso más eficiente de la cantidad limitada de propergol presente a bordo.