Novedades

El eclipse solar anular más largo de los próximos 1.000 años

El eclipse solar anular más largo de los próximos 1.000 años
Miles de personas se congregaron en gran parte de África y Asia para contemplar un gran eclipse anular que los dejó a media luz y que ha convertido el Sol, poco a poco, en un sencillo y estrecho aro luminoso. El fenómeno no es tan espectacular como los eclipses totales, pero también tiene gran belleza, hasta el punto de que grupos de aficionados españoles se han trasladado a Birmania para observarlo. No es para menos, ya que se trata del más largo de su tipo en los próximos mil años. En el Océano Índico, ha durado como máximo 11 minutos y 8 segundos.

De acuerdo con la NASA, la sombra ha comenzado sobre las 7.13 del 15 de enero en el centro de África. Ha recorrido Uganda, Ruanda y el norte de Sri Lanka para entrar en Myanmar (Birmania), que cruzó por completo hasta llegar a China. Este país, donde el fenómeno duró 8 minutos y 17 segundos, también fue visitado el pasado año por un impresionante eclipse total. En España no se ha notado nada.

Se trata de un eclipse anular, que se produce cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, pero no cubre por completo el disco solar. Nuestro satélite queda rodeado por un anillo luminoso, como si fuera el aura del Sol. El efecto, si el día es claro, puede ser muy hermoso. En la India, miles de personas han salido a las calles para observar el espectáculo. Fuentes de la Policía de Kanyakumari, el extremo más meridional de Asia continental, calcularon en unas 15.000 la cifra de personas que pasaron por el observatorio del distrito para contemplar la muerte del Sol. La Organización India de Investigación Espacial (ISRO), lanzará ha lanzado cinco cohetes espaciales con instrumentos de medición para examinar el impacto físico que producen en la Tierra los cambios solares.

En China, los ciudadanos de algunas de las ciudades más importantes del país, Pekín y Sanghai, miraron al cielo con gran interés. En el momento de mayor ocultación, la Luna formó un anillo casi completo al tapar hasta el 80% del disco solar. Pero el momento álgido se vio sobre todo en Birmania.

El murciano Juan Pedro Gómez Sánchez, aficionado a la astronomía y un auténtico «cazador de eclipses» que ha viajado por todo el mundo para captar estos fenómenos con su telescopio se acuerda a la perfección de esa fecha. «No se te olvida, es como cuando te nace un hijo», asegura el experto sin disimular la emoción que le producen estos espectáculos naturales. En esa ocasión, la oscuridad se produjo en una línea desde Galicia a Alicante. Los madrileños se encontraban entre los espectadores más afortunados.

En el mundo, el último gran eclipse se produjo el pasado julio. Sólo algunas partes de Asia, como China, India, Nepal, el norte de Bangladesh y algunas islas japonesas se quedaron a oscuras. Se trataba del mayor eclipse del siglo XXI y, en algunas zonas, supuso una conmoción para sus habitantes, que relacionaron la «desaparición del Sol» con los malos augurios.