Novedades

Primera Evidencia de Asteroides Con Corteza Comparable a la de los Continentes Terrestres

Primera Evidencia de Asteroides Con Corteza Comparable a la de los Continentes Terrestres
Un equipo de geoquímicos ha descubierto que dos raros meteoritos que fueron encontrados dos años atrás en la Antártida pertenecieron a un antiguo y anteriormente desconocido asteroide con una capa exterior, o corteza, similar en su composición a la de los continentes de la Tierra.

Ésta es la primera vez que se descubre material de un asteroide con una corteza como la de nuestro planeta. El descubrimiento también representa la muestra de roca más antigua con esta composición que se haya encontrado hasta ahora.

Estos meteoritos denotan una diversidad no identificada previamente de materiales formados en la infancia del Sistema Solar.

El estudio ha sido realizado por James Day, Richard Ash, Jeremy Bellucci, William McDonough y Richard Walker de la Universidad de Maryland, Yang Liu y Lawrence Taylor de la Universidad de Tennessee, y Douglas Rumble III del Instituto Carnegie para la Ciencia.

Day y sus colegas reconocieron inmediatamente que los dos meteoritos (numerados como GRA 06128 y GRA 06129) son inusuales debido al elevado contenido de un mineral de feldespato de color claro llamado oligoclasa. Los análisis indican que estas rocas tienen alrededor de 4.520 millones de años de edad y que se formaron durante el surgimiento del Sistema Solar. Esta edad, combinada con la información de isótopos de oxígeno, indica que se originaron a partir de un asteroide y no de un planeta.


Existen varios asteroides en el cinturón asteroidal que pueden tener propiedades similares a las de los meteoritos GRA 06128 y GRA 06129, incluyendo al asteroide Steins (catalogado con el número 2867), que fue estudiado por la sonda espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea durante un flyby (sobrevuelo) el pasado mes de septiembre. Estos asteroides, llamados de tipo E, reflejan con mucho brillo la luz solar, tal como lo haría un cuerpo con una corteza compuesta de feldespato.

Según Day y sus colegas, encontrar pedazos de meteoritos con compuestos de esta clase, comparables a la andesita de la corteza continental de la Tierra, es importante debido a que éstos no sólo indican una diversidad no identificada previamente de materiales en el Sistema Solar, sino también un nuevo mecanismo para generar cortezas de andesita o minerales análogos. Esto ocurre en la Tierra actual, mayormente a través de la colisión y subducción de placas, con una placa deslizándose por debajo de otra.

Los análisis de los meteoritos GRA sugieren que composiciones similares de corteza pueden ser formadas a través del derretimiento de materiales en planetas que al principio son volátiles y que posiblemente poseen abundante agua, como al parecer fue la Tierra cuando se formó. Una incertidumbre importante es cómo evolucionaron las cortezas formadas en el amanecer del Sistema Solar, y estos meteoritos son una pieza del rompecabezas que, una vez montado, permitirá comprender estos procesos.