Novedades

El Día que la Ciencia se Encontró con Dios

El Día que la Ciencia se Encontró con Dios
(Video Explicativo en Español) A principios de los '60 se teorizó sobre la existencia de una partícula nunca antes vista, el llamado bosón de Higgs, que sería la pieza clave para entender cómo se formó la materia que existe en el Universo.

La existencia de esta partícula, responsable de dar masa a la materia inmediatamente después del Big Bang, fue planteada hace casi medio siglo y desde entonces se inició una incesante búsqueda. El 4 de julio de 2012, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, conocida como CERN, anunciaba el hallazgo de una partícula consistente con el bosón de Higgs, propuesto por Peter Higgs en 1964.

 

Las posteriores investigaciones acerca de las características, interacciones y propiedades cuánticas de esta partícula llevaron a los científicos a concluir que esta se trataba, efectivamente, del bosón de Higgs. El bosón de Higgs fue propuesto dentro del Modelo estándar de física de partículas, modelo que intenta explicar la razón de la presencia de masa en las partículas elementales. Esta partícula no tiene carga eléctrica ni color, es muy inestable y su vida media es de aproximadamente un zeptosegundo, es decir, una miltrillonésima parte de un segundo.

 

La hazaña se logró gracias al Gran Colisionador de Hadrones (LHC), que funciona en las dependencias del Cern en Ginebra, y al trabajo de 3.000 científicos de 38 países y más de 9 mil millones de dólares en inversión. En este, el mayor acelerador de partículas del mundo que empezó a funcionar el año 2008 y cuenta con un anillo de 27 kilómetros construido bajo tierra, se produjeron los choques de alta energía de protones, con el fin captar el bosón de Higgs.

 

En este anuncio, uno de los invitados de honor fue precisamente Peter Higgs, quien se mostró emocionado la presentación de los resultados. "No tenía idea de que esto sucedería mientras estuviera vivo", señaló en aquella oportunidad el científico de 84 años. Por este importante descubrimiento teórico, en 2013 Peter Higgs y François Englert recibieron el Premio Nobel de Física.

 

 

Por qué se le llama "partícula de Dios"

 

El bosón de Higgs también es conocido popularmente como la "partícula de Dios", pues su existencia explica cómo la materia obtuvo masa tras el Big Bang.

 

Aunque nada tiene que ver con religión, el nombre fue acuñado hace dos décadas, cuando Leon Lederman -premio Nobel de Física en 1988 por su trabajo sobre los neutrinos-, escribió un libro denominado "The Goddamn Particle: If the Universe is the Answer, What is the Question?" ("La Partícula Maldita: Si el Universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?"), donde en alguno de sus capítulos se hablaba sobre esta esquiva partícula.

 

Pero los editores encontraron que el término "maldita" era demasiado controvertido y lo cambiaron a "The God Particle: If the Universe Is the Answer, What Is the Question? (La partícula de Dios: Si el Universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?"), naciendo allí el nombre por el que el bosón de Higgs es popularmente conocido.