Novedades

Desconcierto: Lo que descubrimos en 2013 No sería el Bosón de Higgs

Desconcierto: Lo que descubrimos en 2013 No sería el Bosón de Higgs
Según la nueva investigación, los científicos que trabajan con el Gran Colisionador de hadrones pudieron equivocarse y en vez del bosón de Higgs descubrieron una partícula completamente diferente.

Un nuevo estudio científico llevado adelante por el Centro de Cosmología y Fenomenología de la Física de Partículas, el Departamento de Física, Química y Farmacia de la Universidad del Sur de Dinamarca, muestra que no hay pruebas concluyentes de que la partícula descubierta en el año 2013 por la CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) realmente sea el famoso bosón de Higgs, informa el peródico inglés 'The International Business Times'. Pero igualmente puede tratarse de otro tipo de partícula, confiesan los científicos.
 

De no tratarse del bosón de Higgs llamado la 'partícula de Dios', el equipo cree que puede tratarse de una de las llamadas partículas 'techni-higgs'. "Aunque ambos tipos se parecen en bastantes aspectos son dos partículas que pertenecen a dos teorías diferentes sobre cómo se creó el Universo.", aclara el profesor Mads Toudal Frandsen que es quien dirije la investigación.

La partícula de Higgs describe tres de las cuatro fuerzas de la naturaleza pero no explica qué es la materia oscura. A diferencia del bosón, una partícula techni-higgs no es elemental. "En lugar de ello, son los llamados techni-quarks, que creemos son elementales. Los techni-quarks pueden unirse entre sí de diversas maneras para formar, por ejemplo, partículas Techni-higgs. Mientras que otras combinaciones pueden formar la materia oscura", afirman los investigadores.
 

El año pasado, Peter Higgs y Francois Englert fueron galardonados con el Premio Nobel de Física por su trabajo en la Teoría del Bosón de Higgs. La 'partícula de Dios' es la única pieza que faltaba en la teoría del Modelo Estándar, que trata de explicar cómo se formaron los soles y los planetas después del Big Bang. En Teoría fue descubierta por el Gran Colisionador de Hadrones de la CERN en 2013, pero lo cierto es que aún no lo sabemos.