Novedades

El deshielo altera la gravedad terrestre en la Antártida

El deshielo altera la gravedad terrestre en la Antártida
El satélite GOCE de la Agencia Espacial Europea revela la huella del hielo desaparecido de la Antártida Occidental.

La fuerza de la gravedad en la superficie de la Tierra varía sutilmente de un lugar a otro debido a factores tales como la rotación del planeta y la posición de las montañas y las fosas oceánicas. Los cambios en la masa de grandes capas de hielo también pueden causar pequeñas variaciones locales en la gravedad.

 

Recientemente, las mediciones de alta resolución del satélite GOCE de la Agencia Espacia Europea (ESA) sobre la Antártida entre noviembre de 2009 y junio de 2012 han sido analizadas por científicos del Instituto Alemán de Investigación Geodésica, Universidad Tecnológica de Delft en los Países Bajos, el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Estados Unidos y la Universidad Técnica de Munich en Alemania. Sorprendentemente, se encontró que la disminución de la masa de hielo durante este período se refleja en las mediciones de GOCE, aunque la misión no fue diseñada para detectar cambios en el tiempo.

 

Utilizar los datos de gravedad para evaluar los cambios en la masa de hielo no es algo nuevo. El satélite de la NASA GRACE, que fue diseñado para medir el cambio, ha estado proporcionando esta información durante más de 10 años. Sin embargo, las mediciones de la GRACE son mucho más genéricas que las de GOCE, así que no pueden ser utilizadas para observar otras características tales como pequeñas cuencas de captación de la Antártida.

 

Para fines científicos, la capa de hielo de la Antártida se divide a menudo en cuencas hidrográficas para que las mediciones comparativas se pueden tomar para averiguar cómo está cambiando el hielo en cada cuenca y se produce una descarga de hielo a los océanos. Algunas cuencas son mucho más grandes que otras. Mediante la combinación de mediciones de GOCE de alta resolución con la información de GRACE, los científicos pueden ahora observar los cambios en la masa de hielo en pequeños sistemas de glaciares, lo que ofrece incluso un mayor conocimiento de la dinámica de las distintas cuencas de la Antártida.

 

Tasa de hielo perdida

 

Han encontrado que la pérdida de hielo de la Antártida Occidental entre 2009 y 2012 provocó una caída en el campo de la gravedad sobre la región. Además, los datos de GOCE se podrían utilizar para ayudar a validar las mediciones de altimetría por satélite para un entendimiento más claro de la capa de hielo y el cambio del nivel del mar.

 

El satélite CryoSat de la ESA, que lleva un altímetro de radar, ha demostrado recientemente que desde 2009 la tasa a la que el hielo se ha perdido en la Antártida Occidental cada año se ha incrementado en un factor de tres. Y, entre 2011 y 2014, en la Antártida en su conjunto se ha ido reduciendo su volumen en 125 kilómetros cúbicos al año.

 

Según Johannes Bouman, del Instituto de Investigación Geodésica Alemán, "ahora estamos trabajando en un equipo interdisciplinario para ampliar el análisis de los datos de GOCE para toda la Antártida". "Esto nos ayudará a ganar aún más la comparación con los resultados de CryoSat para una imagen aún más fiable de los cambios reales en la masa de hielo".

 

Por otra parte, la NASA acaba de dar a conocer cómo sería el Continente Antártico sin su eterna capa de hielo.