Novedades

Hallan el planeta más caliente y con la órbita más rápida del universo

Hallan el planeta más caliente y con la órbita más rápida del universo
Científicos de una universidad británica, con ayuda del Instituto Astrofísico de Canarias, han descubierto el planeta más caliente nunca hallado en el universo, con unos 2.250 grados centígrados, una temperatura cercana a la de algunas estrellas. El hallazgo podría cuestionar el modelo de cómo planetas cercanos pueden acercarse a su estrella anfitriona (como el Sol para la Tierra), según la investigación que publica el servicio de noticias 'NewScientist.com'

El nuevo planeta, conocido como WASP-12b, tiene 1,5 veces el tamaño de Júpiter y tarda justo un día en concluir una vuelta alrededor de su estrella anfitriona, y orbita a 1/40 de la distancia entre la Tierra y el Sol. El calor de WASP12-b se estima en 2.250 grados Celsius, aproximadamente la mitad de caliente que la superficie del Sol y tan caliente como algunas estrellas.

El investigador de la Universidad de Saint Andrews (Reino Unido) Leslie Hebb indicó que lo que hace que este sea el planeta más caliente nunca descubierto, es que además su órbita es la más rápida.

Hebb y su equipo encontraron este gigante en una gran investigación llamada Super Wide Angle Search For Planets (Super WASP), con la colaboración de dos equipos telescópicos, uno de ellos el del Instituto Astrofísico de Canarias y otro en Sudáfrica, que buscaron señales borrosas de tránsito de planetas que pasaban delante de sus estrellas anfitrionas y que podían ser vistas desde la Tierra.

Los planetas extrasolares son muy poco luminosos en comparación con sus estrellas como para medir directamente la luz infrarroja -o calor- que emiten, pero los astrónomos saben que el tamaño de los planetas y su distancia orbital por sus observaciones de tránsito. Según este descubrimiento, la competición por el título de planeta más caliente es estrecha. WASP-12b deja atrás al que tenía hasta ahora el récord, el HD149026b, cuya temperatura en superficie estimada es de 2.040 grados celsius.

Sin embargo, la velocidad de órbita de WASP-12b podría ser un récord más duro de batir. Los astrónomos consideran que la forma de los exoplanetas de Júpiter están lejos de sus estrellas y que podrían migrar a órbitas más cercanas. Hebbs explica que la mayoría de los exoplanetas observados tienen periodos orbitales de tres días o más, y sugiere que algunos mecanismos podrían prevenir a los planetas de migrar incluso más cerca de sus estrellas.

"Cuando los planetas se forman y migran al interior, algo está causándoles un paro y preferiblemente ese paro tiene un periodo de tres días", indicó Hebb en declaraciones a 'New Scientist'. "Me sorprendió que el periodo pudiera ser mucho más corto", añadió.

El tamaño de WASP-12b podría ser también un reto a explicar. La anchura del planeta es 1,8 veces mayor que Júpiter, mayor que los gigantes de gas que tienen que crecer. Además, la investigadora del Massachussets Tecnology Institute (MIT), Sara Seager, indicó que el radio del planeta es "sospechosamente enorme" y manifestó que "mientras la observación va por delante de la teoría, es incómodo tener un planeta con un radio que no se puede acomodar a la teoría".

El próximo plan de este equipo de investigación es estudiar la luz ultravioleta que emana de WASP-12b. Esas observaciones podrían revelar si la atmósfera de ese planeta se está deshaciendo o si se está evaporando lejos de su estrella anfitriona.