Novedades

Habilitan en Malargüe la antena de la Agencia Espacial Europea

Habilitan en Malargüe la antena de la Agencia Espacial Europea
Con la presencia de autoridades de la Agencia Espacial Europea, el ministro de Planificación Federal Julio De Vido, el gobernador Francisco Pérez, el intendente Juan Agulles, además de la participación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por teleconferencia, quedará inaugurada esta tarde en Malargüe la estación para el seguimiento de misiones satelitales de exploración del espacio profundo de la Agencia Espacial Europea (ESA DS3).

La puesta en funcionamiento de la nueva estación completa el trío de estaciones de antenas para estudios del espacio profundo, ya que la DSA 3 Malargüe se une a DSA 1 New Norcia, Australia y a DSA 2 Cebreros, España, logrando establecer la última pata para la cobertura circunferencial para sondas de estudio del espacio lejano, que operan más allá de los 2 millones de km de la Tierra, en donde las comunicaciones requieren de actividades de apuntamiento mecánico y calibración de gran exactitud.

Ante la presencia de autoridades políticas nacionales y provinciales, la ocasión será propicia para que la comunidad científica reclame la puesta en marcha de los compromisos asumidos por parte de los gobiernos, como la pavimentación inmediata de la Ruta provincial 186 (que fue licitada y adjudicada pero aun no empiezan los trabajos) y la sanción de una ley para la construcción de un área de protección, un parque científico de 10 km de radio contemplada en el Acuerdo de Implementación.

"Estamos muy contentos y satisfechos con la elección del lugar. El espíritu de esta antena es poder analizar el espacio profundo, que es lo que pasa alrededor de la tierra, en los otros planetas. Los países europeos miembros de la Esa mas Canadá son los que han aportado los 40 millones de euros que se han invertido solo en la antena de Malargüe, la más moderna de las tres porque es la última que se ha hecho", afirmó el ingeniero mendocino Roberto Franciosi que trabaja para la ESA.

Esta antena de rastreo satelital pesa 60 toneladas y está equipada con una antena parabólica de 35 metros de diámetro y 45 metros de alto que permitirá proveer un amplio rango de velocidades de transmisión de datos, el cual es requerido por actuales y futuras misiones tales como: Mars Express, Venus Express, Rosetta, Herschel, Planck, Gaia, Euclid y BepiColombo, entre otras.

Fue construida en un predio de 10 hectáreas en la zona de La Batra, paraje rural ubicado a 40 kilómetros al sureste de la ciudad de Malargüe y a pocos metros de la ruta provincial Nº 186 y del Volcán Malacara.

En este lugar se va a realizar la ceremonia de inauguración hoy a las 18 con palabras de bienvenida a cargo del doctor Thomas Reiter, Director de Vuelos Tripulados y Operaciones de la ESA y Conrado Varotto, Directtor Técnico y ejecutivo de la Conae ( Comisión Nacional de Actividades espaciales).

Luego las actividades para el público en general van a continuar a las 20 en el Complejo planetario Malargüe con exposición, stand con información de la ESA, proyección de videos, y presentación de los últimos descubrimientos de la exploración planetaria", a cargo del científico español Alvaro Giménez.

El emplazamiento en Malargüe de una antena de la ESA se decidió en base a estudios técnicos desarrollados durante el 2008 y el 2009 y resultó elegido entre otros 20 lugares de América propuestos para el mismo fin.

Los estudios realizados destacaron las capacidades existentes, las condiciones geológicas del terreno y la limpieza del espacio radioeléctrico de la zona, además de otros proyectos científicos ya instalados en el sureño departamento como el observatorio Pierre Auger.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) en tanto autoridad de aplicación del Acuerdo Marco de Cooperación entre la Argentina y la Agencia Espacial Europea, tuvo a su cargo la coordinación e implementación del proyecto con la ESA, y con los organismos participantes del Estado Nacional y de Mendoza.

La agencia espacial argentina lleva adelante esta acción con el fin de promover el acceso de la comunidad científica de nuestro país al uso del 10 % del tiempo de antena disponible en la estación Malargüe, para la realización de sus propios estudios.