Novedades

Observatorio ESO muestra los efectos de una estrella moribunda

Observatorio ESO muestra los efectos de una estrella moribunda
Una imagen de la nebulosa NGC 3582 muestra gigantescos arcos de gas que emiten una intensa radiación ultravioleta, dando la impresión -según el Observatorio Europeo Austral (ESO), de visualizar fuegos artificiales.

El fenómeno se produce porque algunas de las estrella en formación en esta nebulosa son mucho más masivas que el Sol, por lo que emiten gran energía y poseen vidas muy cortas que terminan en explosiones llamadas supernovas. El material eyectado en estos eventos crea burbujas en el gas y polvo circundantes, que posiblemente sean la causa de los arcos visibles en esta imagen.

La fotografía fue tomada a través de múltiples filtros con el instrumento Wide Field Imager de 2,2 metros que se encuentra ubicado en el Observatorio La Silla, al norte de nuestro país.

Según se explica en la página de la ESO, la nebulosa NGC 3582 se encuentra cerca del plano central de la Vía Láctea, en la constelación austral de Carina. John Herschel fue el primero en observar esta región de gas incandescente y nubes oscuras de polvo en 1834, durante su estadía en Sudáfrica. 

La imagen fue procesada por ESO usando datos de archivo identificados por Joe DePasquale, de Estados Unidos, quien participó en el concurso de astrofotografía de ESO Tesoros Escondidos 2010.